miércoles, 28 de diciembre de 2016

Peña de Francia a principios de invierno

Durante el día de hoy hemos realizado una breve escapada a la cercana Peña de Francia, y con una temperatura casi primaveral, hemos probado suerte con los gorriones alpinos (Montifringilla nivalis) que se han visto en la zona durante los últimos inviernos, aunque sin éxito. A pesar de no haber podido disfrutar del que hubiéramos querido que fuera el protagonista de la jornada, algunos actores secundarios le han tomado el relevo. Por allí hemos podido disfrutar con la observación de algunos ejemplares de acentor alpino (Prunella collaris) y zorzal real (Turdus pilaris), así como de especies más comunes como el roquero solitario (Monticola solitarius) o la curruca rabilarga (Sylvia undata) y de otras por desgracia cada vez menos comunes, como es el caso de la chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax).


Vista noroeste desde el santuario de la Peña de Francia

Acentor alpino (Prunella collaris)

Acentor alpino (Prunella collaris)

Acentor alpino (Prunella collaris)

Roquero solitario (Monticola solitarius) macho.

Cabra montes (Capra pyrenaica

Vistas hacia Gredos

Zorzal real (Turdus pilaris)

Zorzal real (Turdus pilaris)

Zorzal real (Turdus pilaris)

Santuario de la Peña de Francia

Chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax)

Cuervo (Corvus corax)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Curruca rabilarga (Sylvia undata)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada