domingo, 23 de abril de 2017

Subida al circo glaciar de Hoya Moros

El pasado 22 de abril realizamos en compañía de amigos la ruta al circo glaciar de Hoya Moros (2040 msnm - Salamanca) limítrofe con la provincia de Ávila y el norte de Cáceres. Durante el ascenso desde Candelario disfrutamos de espectaculares paisajes en pleno deshielo invernal, así como de algunas especies de interés. Comenzamos desde la 2ª plataforma de Candelario (El Travieso) atravesando en un primer momento una de las zonas incendiadas por algún energúmeno durante el último invierno, el cual no debe ser consciente, o peor aun, debe ser indiferente, al gran daño que ha ocasionado a un ecosistema tan valioso como este, que acoge especies tan singulares como algunos de los últimos desmanes ibéricos (Galemys pyrenaicus) o el ruiseñor pechiazul (Luscinia svecica azuricollis) entre otras.


Pico de los Hermanitos (2329 msnm) Candelario (SA)

Candelario (SA)

Mapa de la zona. Nuestra ruta transcurrió entre Candelario y el circo de Hoya Moros,
al pie de los picos del Torreón y los Hermanitos.


Una vez atravesada la zona incendiada comenzaron a dominar el paisaje los piornos (Cytisus oromediterraneus) y las cambroneras (Echinospartum sp.) dando paso a las primeras flores, destacando entre todas ellas por su abundancia los narcisos acampanados (Narcissus bulbocodium) y en menor medida los narcisos de roca (Narcissus rupicola) y gallaritos (Pedicularis sylvatica). Durante este tramo pudimos observar a la par que escuchar, a varias currucas rabilargas (Sylvia undata), curruca zarcera (Sylvia communis), totovías (Lullula arborea) y algunas alondras (Alauda arvensis).


Una de las zonas incendiadas

Zona de piornal una vez atravesada la zona quemada.

Narciso de roca (Narcissus rupicola)

Gallarito (Pedicularis sylvatica)


Proseguimos con el ascenso atravesando torrentes de estampa invernal y entre abundantes acentores comunes (Prunella modularis) no tardaron en aparecer los primeros machos territoriales de ruiseñor pechiazul (Luscinia svecica) concretamente de la subespecie azuricollis, propia de la Sierra de Gredos. También comenzaron a dejarse ver algunas rapaces, como varios cernícalos vulgares (Falco tinnunculus), buitres leonados (Gyps fulvus) e incluso un águila calzada (Aquila pennata).


Cristales de hielo en los torrentes formados por el deshielo

Acentor común (Prunella modularis)

Ruiseñor pechiazul (Luscinia svecica azuricollis) macho

Ruiseñor pechiazul (Luscinia svecica azuricollis) hembra

Ruiseñor pechiazul (Luscinia svecica azuricollis) macho

Comienzo de las zonas aun con nieve

Águila Calzada (Aquila pennata)


Ya a mitad de ruta, la nieve aun persistente dificultaba el paso, aunque con paciencia y cotejando las diferentes vías podía solventarse sin problema. En esta zona comenzaron a verse algunas especies de reptiles, en su mayoría, la localmente abundante lagartija carpetana (Iberolacerta cyreni) y en menor medida también algún lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi). Tampoco quiso faltar a su cita un temprano macho de roquero rojo (Monticola saxatilis) especie migradora cuyo discreto paso se hace patente en estas fechas, cuando regresa de sus cuarteles invernales en el África subsahariana.


Ascenso en uno de los pasos aun con nieve.

Lagartija carpetana (Iberolacerta cyreni) macho

Lagartija carpetana (Iberolacerta cyreni) macho

Roquero rojo (Monticola saxatilis) macho

Roquero rojo (Monticola saxatilis) macho


La última etapa, algo más alpina, transcurrió entre pastizales de montaña y zonas de turbera, donde curiosamente no dimos con ninguna drosera (Drosera rotundifolia) especie de planta carnívora que dábamos por hecho que encontraríamos, al haberla observado recientemente en el cercano puerto de El Tremedal (AV). Con el permiso de los narcisos, los azafranes serranos (Crocus carpetana) también muy abundantes, robaban algo de protagonismo en estos imponentes paisajes, dominados por el pico del Torreón (2400 msnm) y Los Hermanitos (2329 msnm) y también por decenas de vencejos pálidos (Apus pallidus) a los cuales no parecía importarles en lo más mínimo sobrevolar tan altas cumbres. En la zona también se dejaron ver varias parejas de cuervos (Corvus corax), algunas collalbas grises (Oenanthe oenanthe) e incluso algunas especies más escasas, como el bisbita campestre (Anthus campestris) y el bisbita alpino (Anthus spinoletta).


Narcisos acampanados (Narcissus bulbocodium)
y pico de Los Hermanitos

Azafrán serrano (Crocus carpetana)

Collalba gris (Oenanthe oenanthe) macho.

Turberas

Brezo de turbera (Erica tetralis)

Circo glaciar de Hoya Moros (2040 msnm)

Bisbita alpino (Anthus spinoletta)

Larvas de tricópteros

Aceitera (Meloe proscarabaeus)

Torrentes que dan lugar al río Cuerpo de Hombre


Tras el descenso y como broche a una estupenda jornada, ya solo quedaba disfrutar de la merienda en la cercana localidad de Hervás, donde casualmente unos amigos habían localizado un ejemplar macho de gran pavón (Saturnia pyri) la mariposa más grande de Europa, que puso punto final a la excursión.


Gran pavón (Saturnia pyri) macho


6 comentarios:

  1. Tremendamente triste la zona quemada. Todo lo demás, alegría total.

    Cheers
    Dave

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una lástima Dave... a pesar de todo la verdad es que la zona nos encantó, habrá que repetir algún día.

      Saludos

      Eliminar